96 287 47 06 | info@clinicacanada.com

Infiltración de Tejido Adiposo

La búsqueda de la mejora estética para la adecuada proporción de los rasgos faciales, así como la corrección del envejecimiento, puede hacer aconsejable la colocación de implantes o el “relleno” de determinadas regiones de la cara.

En la actualidad existen muchos implantes y “rellenos” disponibles, confeccionados con una amplia variedad de materiales. Estos pueden enderezar la línea de la mandíbula, adelantar un mentón o los pómulos, contribuyendo a balancear el resto de la cara, así como servir como técnica aislada o complementaria del rejuvenecimiento; entre las distintas opciones terapéuticas hay que destacar la Infiltración o autoimplante de tejido adiposo del propio paciente (también llamada ITA). Esta técnica, a través de la extracción y el procesamiento del excedente de tejido graso del paciente, además de permitir un mayor aporte volumen y de estimulación de la producción de colágeno proporciona unos resultados más naturales y permanentes, multiplicando y prolongando el efecto rejuvenecedor.

La técnica de ITA se realiza bajo anestesia local, sin necesidad de ingreso y conlleva el beneficio añadido de la reducción del contorno corporal de aquellas áreas que el paciente desee mejorar estéticamente y que van a ser fuente de tejido donante para la corrección del envejecimiento facial.